viernes, 13 de noviembre de 2009

jueves, 12 de noviembre de 2009


...QUE ES LA DROGADICCION...


Para poder hablar de la drogadicción vamos a definir tres palabras que son muy importantes.

Iniciaremos por el término “drogadicción” que se utiliza para describir un patrón de uso de sustancias conocidas como drogas. Este patrón de conducta continua conduce a problemas o preocupaciones graves, como faltar a la escuela, situaciones de peligro, accidentes automovilísticos, problemas legales, o con las relaciones familiares o amista



Este trastorno de drogadicción se refiere al abuso de sustancias ilegales o al uso excesivo de sustancias legales. Como ejemplo tenemos el alcohol, que es la sustancia legal de la que se abusa de manera más frecuentemente.

Hay otro término que debemos entender y es la “dependencia de drogas”, que se refiere al uso continuo de drogas o alcohol, incluso cuando se han desarrollado problemas graves con su uso.

La señal evidente de una dependencia de drogas incluye un aumento de la tolerancia o una necesidad de tomar cantidades mayores de las sustancias para lograr los efectos deseados.

Cuando hay una dependencia a las drogas, el organismo empieza a desarrollar una tolerancia a estas sustancias, de manera que para poder tener el mismo efecto que antes se tenía se necesita consumir mayores cantidades de la sustancia.

Las drogas más frecuentes en los adolescentes


¿Cuáles son las sustancias de las que más frecuentemente abusan los adolescentes? Hay una variedad muy grande de sustancias y de drogas que se venden en muchos lugares, a veces afuera de las escuelas, en antros, en lugares donde se juntan los jóvenes a beber o bailar.
Hay una amplia variedad de drogas que la juventud está utilizando. A continuación voy a citar las más frecuentes.

El alcohol. Es una droga legalmente permitida en casi todos los países del mundo, se puede comprar en tiendas o supermercados, pero tiene todos los efectos de una droga en el amplio sentido de la palabra. Es la droga más utilizada.

La droga no legalizada más frecuentemente utilizada es la marihuana. La marihuana es una droga que ya se utiliza desde hace varias décadas por las diferentes generaciones e jóvenes y que actualmente aún sigue siendo la principal droga, la más utilizada, no legalizada.

También están los alucinógenos. Aquellas drogas que afectan nuestros sentidos y nos hacen percibir las cosas diferentes con nuestros ojos y que nos despiertan sensaciones irreales evidentemente y que son muy usadas por los jóvenes y adolescentes.

La cocaína, es un alcaloide, un estimulante que hace que la persona que consume esta droga se sienta más activa, fuerte, con más energía. Es un estimulante y es frecuentemente utilizada.

Hace unos cinco o diez años atrás, la cocaína era una droga para gente rica porque su precio era muy elevado. Si bien su precio sigue siendo elevado, ya no lo es tanto y hay muchos jóvenes que no son de una clase económicamente fuerte y que debido a que el precio ha disminuido, hoy la están consumiendo, lo cual la hace mucho más accesible para los jóvenes y adolescentes.

La cocaína es un polvo blanco, parecido al talco y habitualmente se consume inhalándola y es de uso bastante frecuente en estos tiempos.

Otra de las drogas que frecuentemente se utilizan son las anfetaminas, que son otra droga estimulante que hace que la persona sienta más energía, muy reactiva. Es una droga muy utilizada también hoy por la juventud.

Los opiáceos. Una droga que se ha utilizado desde hace varias décadas. Hoy en día siguen vigentes, son drogas muy peligrosas, con un poder adictivo bastante importante y los jóvenes hoy en día también la utilizan.

El último tipo de drogas que se están utilizando son drogas que no las utilizan para tener un efecto a nivel de alucinaciones o de relajamiento, son los esteroides anabólicos, y son utilizadas por algunos deportistas para incrementar su fuerza muscular, su resistencia física.

Pareciera que lo esteroides anabólicos son benéficos porque ayudan a tener mayor fuerza muscular a quienes las utilizan, pero estos están relacionados con muchos problemas principalmente hepáticos y aunque no tienen un poder adictivo como muchas de las otras drogas, en el sentido de que despierten sensaciones agradables, son bastante peligrosas y pueden dañar la salud del joven que las está utilizando.

Trastornos relacionados con las drogas


Los trastornos relacionados con las drogas en la adolescencia están causados por múltiples factores, incluyendo los siguientes: la vulnerabilidad genética, los factores ambientales estresantes, las presiones sociales, las características de la personalidad y los problemas sociales.

En otras palabras, hay muchos factores que pueden incidir para que un joven se vaya por el camino equivocado de las drogas.

Hay situaciones como factores sociales que producen estrés en la vida de la persona. Está demostrado que los jóvenes que viven muy estresados son jóvenes que pueden caer con mayor facilidad en el mundo de las drogas.

Las presiones sociales también pueden colaborar en ese sentido. Las características individuales de la personalidad. Cuando son jóvenes más impulsivos, menos reflexivos son más dados y tienen mayor probabilidad de enrollarse en problemas de adicción que jóvenes que no tienen ese contexto de personalidad.

Y también problemas psiquiátricos como la depresión, que es un problema bastante importante en la generación actual de adolescentes y jóvenes, es también un factor influyente para involucrarse en la drogadicción.
Es lamentable decirlo pero nuestros adolescentes y jóvenes en nuestros países latinoamericanos y en el mundo entero están viviendo deprimidos, muchos llegan al suicidio.

Decíamos también que la vulnerabilidad genética puede también afectar a ciertos individuos y hacerlos más sensibles hacia los efectos de la droga. No me estoy refiriendo a que una persona sea ya genéticamente drogadicta, como tampoco nadie es genéticamente alcohólico, eso es un error.

Hay cierta información genética que afecta nuestro carácter y nuestra respuesta a ciertas acciones que nos hacen más débiles para responder ante ciertos estímulos. No existen ningún gen o cromosoma que haga que algún ser humano sea alcohólico o sea drogadicto.

Lo que sí hay es cierta información genética que hace que algunas personas sean más susceptibles a quedarse esclavizadas a los efectos que producen el alcohol y ciertas drogas. Son conceptos distintos.

Es muy importante que se entiendan estos factores de riesgo. Si se entienden estos factores importantes, después vamos a mencionar otros más particulares, los padres de familia pueden estar alertas y atentos para que sus adolescentes se alejen de esos factores de riesgo.

Otro factor muy importante y de los más comunes lamentablemente es el uso de drogas por parte de los padres, lo cual es un factor decisivo en la voluntad de los propios jóvenes en acceder o negarse a probar las drogas.

Qué importante es que cada padre de familia esté consciente de esto para que él mismo no sea un mal ejemplo o un tropiezo para sus hijos, y también para que de una forma sana pueda estar enterado de qué tipo de amistades tiene su propio hijo.

video

¿Cómo se diagnostica la drogadicción?



Habitualmente el diagnóstico de drogadicción lo puede hacer un médico pediatra, un psicólogo o personal capacitado en estos aspectos.

Sin embargo hay una realidad en esto del diagnóstico médico, muchos médicos pediatras o especialistas pasan por alto la posibilidad de que el joven sea adicto a las drogas o al alcohol, porque cuando el joven se presenta en la consulta no está bajo los efectos de esa sustancia y al no encontrar evidencia alguna de drogas o alcohol en sus exámenes clínicos, pasa por alto esa posibilidad diagnóstica.

Es muy importante que los profesionistas de la salud nunca den por hecho la posibilidad de que están ante un joven con problemas de drogas o alcohol. Ese es un error gravísimo y en muchas ocasiones el médico ha tenido delante de él al drogadicto y nunca lo diagnosticó ni se dio cuenta.

Es importante que el médico esté pensando y suponiendo, cuando hay ciertos síntomas, que aunque en ese momento no se vean los efectos de la droga y del alcohol pueda tratarse de un problema de drogadicción.

Los hallazgos clínicos a menudo dependen de la sustancia de la que se ha abusado, la frecuencia de uso y el tiempo trascurrido desde la última vez que se usó, y pueden incluir los siguientes puntos:

-pérdida de peso
-fatiga constante
-ojos enrojecidos
-poca preocupación por la higiene

Son cuatro puntos generales pero muy importantes, que no hacen el diagnóstico, porque pueden ser causados por otras cosas, pero que cuando están estos síntomas, es obligatorio averiguar sobre la posibilidad de las drogas.

Entre los factores multicausales por los que niños y jóvenes se inician en el consumo de bebidas alcohólicas y drogas esta: la presión social por parte de compañeros, la falta de comunicación y la violencia en el núcleo familiar, la influencia de modelos familiares y la disponibilidad de estas sustancias cerca de los colegios y universidades.

Cómo tratar con un adolescente que consume drogas


Hay muchos adolescentes que por simple curiosidad prueban la droga y gracias a Dios no lo vuelven a hacer. Pero para muchos de ellos, el hecho de probar qué se siente, es lo suficientemente
agradable esa experiencia para provocar un deseo de seguirlo haciendo y posteriormente provocar una dependencia a esa sustancia.

Cuando tú veas a un adolescente que con cierta regularidad, una o dos veces por semana, está bajo los efectos de una droga o del alcohol, tú estás ante un adolescente que ya tiene problemas con el abuso de la droga.

Si el lector es un adolescente, y está empezando a usar algún tipo de droga yo le doy un consejo: ¡suéltala como soltarías la lumbre, apártate! Si en algún momento la lumbre llegara a tus manos inmediatamente tú apagarías esa lumbre, porque te quema las manos. Eso es lo que debes hacer exactamente con las drogas.

Pareciera que muchos de los jóvenes hoy en día han perdido la batalla contra la vida, porque quisieron experimentar una sensación nueva, quisieron buscar una vida menos estresante y buscaron eso en la droga; dijeron “nada más lo haré una vez, yo controlo su uso, yo sé cómo usarlo, la droga no me va a gobernar a mí”.
Lamentablemente muchísimos de los pensaron así, hoy soy jóvenes que no pueden vivir sin droga, que se han ido a la delincuencia para tener dinero para adquirir más droga, que tienen sus estudios abandonados y que no tienen ya una meta en la vida, sino que toda su meta es la droga misma.

Si tú eres adolescente y has coqueteado con la droga, te has acercado o ya la has usado, déjala de forma inmediata. No te arriesgues innecesariamente y aprende de la experiencia de muchos jóvenes que han perdido esa batalla.

Habitualmente los que abusan de alcohol o drogas siempre minimizan la cantidad real de lo que han usado, la disminuyen para que parezca algo pequeño lo que están haciendo o lo que están consumiendo, pero están mintiendo.

Cuando un adolescente está bajo esa conducta de ocultar y mentir sobre lo que está haciendo, es un punto muy importante que debe ponernos en alerta y hacernos suponer que es un joven que ya tiene problemas con el abuso de drogas.

Otro punto importante que se refleja en la conducta de estos jóvenes es que empiezan a evitar a los amigos y familiares. Antes era muy amiguero y amistoso, le gustaba convivir con la familia y los amigos y ahora se vuelve evasivo, solitario e individual.

También los jóvenes que abandonan las actividades que solían disfrutar, como los deportes o pasar tiempo con amigos que no usan drogas, cuando dejan de participar en estas actividades también es un punto que debe ponernos en alarma porque es posible que ese joven tenga ya problemas con la droga.

Cuando el joven cree que necesita más de estas sustancias para divertirse, es un punto clarísimo de que tiene problemas con la droga. Creer que se necesita la droga para pasarla bien.

Cuando un joven presiona a otros para que utilicen esas sustancias, también es un punto que delata lo que hay en el corazón de este joven. Y lo que hay en su corazón es que él mismo ya las está usando.

Cuando un joven empieza a tener problemas con la ley, este es un punto muy particular e importante. Cuando un joven que antes llevaba una vida tranquila, normal, sin actos delictivos ahora lo ves con problemas ante la ley e inventa mil excusas por esos problemas, es un joven que posiblemente está metido en asuntos de drogas.

También los jóvenes que les gusta correr riesgos, como riesgos sexuales, o manejar bajo la influencia de alcohol o de alguna sustancia.

Cuando a un joven se le suspende de la escuela por un problema relacionado con el abuso de sustancias es un punto directamente clave y sospechoso de que abusa de drogas.

Y cuando el joven falta a la escuela porque tomó alcohol, o por ingerir alguna sustancia, también eso debe ponernos sobre aviso de que es un joven que ya tiene problemas con la drogadicción o el alcoholismo.
O cuando el joven se siente deprimido, desesperado o con tendencias suicidas es un último punto que debe ponerte en alerta para atenderlo, porque posiblemente tiene problemas con las drogas y el alcohol.

¿De qué es capaz la droga?


La droga produce enfermedades
En muchas ocasiones, la adicción a las drogas, sobre todo las inyectables (como la heroína y, con frecuencia, la cocaína), lleva asociada la aparición de enfermedades como la hepatitis (inflamación del hígado) y, sobre todo, el SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida).
Así, un informe sobre la propagación del SIDA en nuestro país asegura que una parte importante de los afectados por esta enfermedad son adictos a las drogas e intercambian jeringas. Ello se debe a la costumbre, entre los drogadictos que se inyectan, de compartir la jeringa con sus compañeros. Como el SIDA se transmite por la vía sanguínea, si el usuario anterior padecía este mal, quien la utilice después correrá serios riesgos de contraer también la enfermedad. Además, el consumo de drogas, incluso las no inyectables, suele llevar al debilitamiento progresivo del organismo del drogadependiente, que en consecuencia se halla cada vez más expuesto a contagiarse con enfermedades contagiosas.
La droga mata
Todos los años mueren en el mundo varios miles de personas como consecuencia del consumo de drogas. Estas muertes se deben al hecho de consumir drogas y a muchos factores asociados, entre los cuales podemos destacar los siguientes:
· La adulteración, es decir, la mezcla de ciertas drogas, como la heroína y la cocaína, con sustancias que a veces son tóxicas. Esta adulteración permite multiplicar los beneficios de los narcotraficantes, ya que de una dosis de droga pura pueden obtener más de cinco dosis de droga adulterada.
· La sobredosis, es decir, un consumo de drogas superior al que se puede tolerar.
La droga altera la conducta
Además de las enfermedades físicas que puede causar, las drogas producen enormes trastornos en la personalidad de quien las consume. Bajo el efecto de las drogas, la voluntad se anula y el individuo puede actuar como, seguramente, no lo haría en condiciones normales.
Así, por ejemplo, los efectos de un consumo excesivo de alcohol pueden conducir a actos violentos o ridículos, impropios de una persona, y que, en muchas ocasiones, ni siquiera son recordados por quien los realizó.
Por otra parte, las drogas disminuyen los reflejos, de manera que una persona drogada constituye un peligro potencial para la sociedad. Basta decir que casi la mitad de los accidentes de tránsito a nivel mundial son causados por individuos que se hallan bajo los efectos de alguna droga, fundamentalmente alcohol.
La droga crea delincuencia
, La vida de muchos drogadictos está imperiosamente dominada por el deseo de obtener, a toda costa, su dosis de droga. En las drogas que producen dependencia física esto se agrava con el síndrome de abstinencia.
Para ello, y a causa del alto precio que alcanzan los narcóticos, el toxicómano puede llegar al robo con tal de conseguir el dinero que les permitirá comprar su dosis.
Llevadas por la necesidad de consumir la droga a la que son adictas muchas personas, inofensivas en su vida cotidiana, se convierten en peligrosos delincuentes, lo cual hace peligrar seriamente la seguridad pública.
Sin embargo, los mayores responsables de los actos delictivos que pueda cometer un drogadicto son los narcotraficantes.
En la actualidad, muchas organizaciones de narcotraficantes poseen extensos terrenos en diversos lugares del mundo en los cuales cultivan las plantas de las que se extraen las drogas. La venta de las siniestras “cosechas” que se realizan en estas plantaciones produce enormes beneficios a esas organizaciones.
Desde su producción hasta su consumo, la droga pasa por las manos de numerosos intermediarios. En la mayor parte de estos pasos, la droga es adulterada con otras sustancias y el producto se va encareciendo hasta llegar a manos del consumidor. El narcotráfico es un grave delito social que genera, además, fabulosos beneficios económicos.
La droga afecta a la vida familiar y laboral
La vida cotidiana de un drogadicto se ve seriamente alterada, tanto en el plano familiar como en el laboral.
Muchas drogas generan agresividad en quien las consume, que la descarga en su familia y otras personas próximas.
Por otra parte, la drogadicción impide, en muchas ocasiones, la permanencia en un trabajo estable.
El rendimiento laboral de un drogadicto disminuye respecto del de sus compañeros, ya que los efectos de la droga le impiden concentrarse. Muchos de los accidentes laborales que se producen a diario, son causados por trabajadores sometidos a los efectos de algún tipo de droga, alcohol o abuso de medicamentos.

video